Inicio » Apuntes » Reflexiones » Sonrisas engañosas
01.02.1996
Sonrisas engañosas
Pienso con cuanta frecuencia uno es inducido a favor de un nuevo conocido solamente porque la dama o el caballero inician el encuentro con una amplia sonrisa.

Claro que es una ventaja para cualquiera que la lleve en los labios casi como algo natural y que por tanto le sea muy fácil entregarla. Hasta he visto personas que hacen y deshacen una sonrisa con tal simpleza que ella pareciera ser parte indivisible de su boca o del rostro mismo, como una puerta que abren y cierran así no más.

Por ello asusta los errores que uno puede cometer cuando no ha aprendido a interpretar las sonrisas, particularmente aquellas que te toman desprevenido sin haberte preparado para interpretarlas como por ejemplo aquellas que surgen de una conversación banal o las otras que sospechosamente reemplazan frases o palabras que no se ha tenido el valor de pronunciar.

Me pregunto de qué dependerá la franqueza de esas sonrisas echadas a mi diestra y sinistra. ¿de su fuerza expresiva? ¿del tono de voz que la acompaña?...si la acompaña? ¿del rubor en la mejilla? ¿de la mirada con la cual se mimetiza? ¿de cuanto dura la separación de los labios o si esta acompañada de una risita que se escapa?

En un mundo menos tenso y conflictivo la sonrisa debería ser “los ojos del alma”. Pero no es así. Parecen mas bien un arma de grueso calibre que el cuerpo disparar  inesperadamente y frente a la cual hay: que estar siempre alerta.

Como principio deberíamos desconfiar de todas las sonrisas. Y cada vez que nos arrojan, juntar fuerza en el cerebro para soltar un escudo protector que ante nuestros ojos la desdibuje o la neutralice, esquivando de esa manera el gesto engañador.

Febrero 1996

Apuntes
• Reflexiones
  • Saber adecuarse
  • Escribir también es servir
  • Institucionalidad: ventajas ocultas
  • Temas y “temas”
  • Ideología
  • Partir
  • Innovación y competitividad
  • Sociedad civil indispensable
  • Espacio publico… y familia
  • Resultado
  • La otra faceta
  • Desconfianza
  • Sin horizontes
  • Informalidad y Regulación
  • Entre la espada y la pared
  • ¿Cuerdas separadas?
  • A destiempo
  • Agenda compleja
  • Mucha casa, poca gente
  • Propiedad de las tierras
  • Técnicos sin política
  • Que quede claro
  • El problema es la distribución
  • Religión e identidad
  • NO
  • Competencia y stress
  • Huellas indelebles
  • “Informes” sesgados
  • Abrir el debate
  • ¿Diferencias?
  • Nada es inocuo
  • Lección fatal
  • Globalización forzada
  • Partida desigual
  • Libertad e innovación
  • Solidaridad y migración
  • El gran reto
  • La otra cara
  • Innovación y confidencialidad
  • Solo el crecimiento es progreso ?
  • ¿Arbitraje?
  • Sin Estado
  • La prensa es responsable
  • Que quede claro
  • Espacio público
  • Llegara el día
  • Noticias y bolsa
  • Los que mandan
  • Futbol y globalización
  • ¿Cuerdas separadas?
  • Poder “ser”
  • “Independencia” de los opinólogos
  • Mal parado
  • Corruptos en acción
  • Y ahora resulta…
  • Mucho dolor
  • Competitividad y competencia
  • Consumo y crecimiento
  • ¿Conocimiento sin tecnología?
  • La deslegitimación de Occidente
  • Depredación pesquera
  • Gigantismo por inercia
  • ¿Que hay detrás?
  • Se achica el interés común
  • Domesticados
  • Nación e identidad
  • Requisitos del modelo
  • Triunfos que fortalecen
  • Desde afuera y desde adentro
  • Ideología presente
  • El lujo… ¿promueve o corrompe?
  • Productividad y familia
  • Dividir el poder
  • ¿Dónde están sus almas?
  • Ventaja solo momentánea
  • Totalitarismo anula capacidad innovadora
  • Morirse antes
  • Enrrejados
  • Acuerdo Nacional
  • Intereses nacionales y globalización
  • Nuevo firmamento
  • Consejo de Estado
  • Tanto por conocer
  • La fuerza de la libertad
  • Aborto
  • Los Incondicionales
  • Riesgo e incertidumbre
  • La economía conquista el lenguaje
  • Dolor y poesía
  • Caducidad veloz
  • Repartir el poder
  • He tomado conciencia
  • Contra la corriente
  • Nos miden con diferente vara
  • Conceptos que cambian
  • Regalar sin burla
  • En los libros
  • Así es
  • Imperialismo cultural
  • Casas particulares
  • Subdesarrollo e integración
  • ¿Beneficio de quién?
  • ¿Distritos electorales uninominales?
  • Disimulo
  • La base
  • ¿Y los cuentos infantiles?
  • Un dicho
  • ¿Solo competitividad?
  • El secreto
  • Reglas del mercado
  • Preocupación
  • ¿Batalla perdida?
  • Cartas de antes
  • Me roban a mí
  • Tarde
  • Resultado perverso
  • La vida cambia
  • Esencia de la cuestión
  • ¿Alma inmortal?
  • Soberbia de "los liberales"
  • La Humanidad de la Iglesia
  • Pobreza es injusticia
  • Internacionalización de intereses
  • Contradicción
  • No solo es pobreza
  • Interés nacional y globalización
  • Artistas espontáneos
  • Desinformados
  • Nos están quitando el "yo"
  • Falta de visión
  • ¿No había muerto el Nacionalismo?
  • Libertad... pero con seguridad
  • Privatizar... ¿nunca?
  • Gobernar es: Monitorear
  • Cuando el poder te pesa
  • Preocúpate...
  • Buenos oficios
  • Pajareo
  • Maniobra distractiva
  • Contraproducente
  • Los dueños del puesto
  • Los políticos y su "corte"
  • Uniformización totalitaria
  • Dios ayuda a jugar limpio
  • Aprender de la historia
  • Se busca una nariz
  • Saber irse
  • Problema cultural
  • Silencios que hablan
  • Subdesarrollo y debate
  • Comparaciones enojosas
  • La "rusticidad" de la burguesía
  • "Reglas claras"
  • Sonrisas engañosas
  • Los otros y nosotros
  • Bajo estricto control
  • Ser
  • ¿Capitalismo triunfador?
  • Heroico martirio
  • El peso (pluma) de la ley
  • ¿Son ¡señores!?
  • Cierto
  • Literatura y vida
  • Narcos "Buenos"
  • Antes que el dinero
  • Desacostumbrado
  • Favor al Comunismo
  • Caridad al gusto
  • La fuerza del modelo
  • Ignorancia de la economía
  • Falta de objetividad
  • Tonto
  • En todas partes se cuecen habas...
  • Periodismo irresponsable
• Vivencias
 
» Ver todas las publicaciones