Inicio » Apuntes » Vivencias » Costumbre coreana
22.01.1991
Costumbre coreana

Armando es amigo de unos diplomáticos coreanos y él acaba de mudarse a su nuevo departamento. A los dos días se presentó uno de ellos con dos bolsas de detergente para obsequiarle. Le explico a Armando que en Corea casa nueva es como un gran regalo, una fiesta y para ello le traían  como presente  las dos bolsas.

Me imagino la sorpresa que hubiera podido darse una persona típicamente limeña de que alguien  le lleve eso  a su casa. Probablemente se hubiera ofendido.

Por ello es importante conocer cuan distintas son las costumbres de los países, especialmente  si se trata con extranjeros.

27 marzo 1984

Apuntes
• Reflexiones
• Vivencias
  • La “encomienda”
  • La banca indiscreta
  • Plagio descarado
  • La agonía de las tortugas
  • Diversión favorita
  • Inescrutable
  • La inteligencia no basta
  • No se puede
  • Valentía a la "limeña"
  • Déjeme llorarla
  • Sin nadie
  • Más que un paisaje natural
  • Los boliches
  • Caritas de tristeza
  • Contradicción vigente
  • Paquetazo
  • Los dedos del pobre
  • Know how del pescador
  • No han huído, está lloviendo
  • En otro mundo
  • Llevando la sopa
  • El cortejo
  • Cambio de ruta
  • El otro tráfico de niños
  • ¿Normal nomás?
  • ¡Junta agua pues!
  • Cosificación de la mujer
  • Testimonio de parte
  • Deterioro
  • Horrible
  • Costumbre coreana
  • Telenovelas "creativas"
  • Amazona en apuros
  • Fregados... a la limeña
  • Fuera del cuadro
  • Resignación silenciosa
  • Robalca
  • La niña del Jax
  • Los lentes del obrero
  • Desubicado
  • Tiempos de coima
  • ¿Cuántas(os) más?
  • Mundo aparte
  • Matando así nomás
  • Torta deshecha
  • Primero el agua
  • Máquinas humanas
  • Negros que alumbran
  • Los machuiguengas y el suelo
  • La "disciplina"
  • "Casa propia"
  • El caballero de la toalla
  • Muerte con música
  • Paradoja
  • Siglas que confunden
  • Problemas con la basura
 
» Ver todas las publicaciones