Inicio » Curso de vida » Ejercicio Profesional
Ejercicio Profesional

PRÁCTICAS PRE-PROFESIONALES

Como estudiante practiqué primero en el estudio de mi tío Raúl Ferrero Rebagliati, bajo las órdenes de Luis Pedro Velarde. Después practiqué un tiempo en el estudio de Hernando de Lavalle.

BANCO CENTRAL DE RESERVA

Ingresé al Banco Central de Reserva en 1965, cuando estaba en el último año de Derecho. Me asignaron al Dpto. de estudios Económicos con el primer encargo de redactar los datos estadísticos que nutrían los informes del Banco, cuyo Dpto. de Estudios Económicos conducía Richard Webb.
Por Estudios Económicos del Banco Central de Reserva pasaron muchos economistas de hoy. En esa época tomé afición por la economía, lo que conservo hasta hoy.
Precisamente por ello, la institución me designó para seguir un curso de 4 meses y medio sobre 'Análisis y Política Financiera' en el Instituto del Fondo Monetario, en Washington, durante el primer semestre de 1967.
Pasé después a laborar en la Secretaría General a las órdenes de Mario Tovar. Posteriormente me encargaron los cursos de extensión para economistas que el Banco había logrado prestigiar en el país. Laboré también como encargado del Fondo de Intervenciones Privadas (FIP), creado para administrar, por fideicomiso del BCR, un prestamo de AID en beneficio de los damnificados del terremoto ocurrido en Ancash en 1970.
En 1972 el Banco Central de Reserva me envió al curso regular de Defensa Nacional en el CAEM. Conocí allí a muchos miembros de las FFAA que después asumirían responsabilidades en el Gobierno Revolucionario.
En 1976, cuando Alonso Polar conducía la Gerencia General del Banco Central de Reserva me designaron Gerente Administrativo. Fue la época en que se construyó el nuevo local que hoy ocupa el banco. Con los cambios que implicó la llegada del segundo gobierno de Belaunde, pasé al departamento legal.
Como seguía escribiendo artículos con toda libertad, incluyendo críticas al gobierno de Belaunde, el Gerente General dispone en 1980 la congelación de mi sueldo, lo que me obliga a renunciar en Junio de 1982 después de 18 años de trabajo. Recibí una indemnización de alrededor de 200 soles.

ABOGADO INDEPENDIENTE

Abro entonces un pequeño estudio de abogado en la oficina que dejaba mi padre en la calle Miró Quesada 221 tercer piso, y empiezo a ejercer la profesión de manera independiente. A partir de 1985 mudo la oficina a San Isidro, calle Los Zorzales. 
Estos 10 años fueron difíciles. Al comienzo tuve que ayudarme dando cursos de Expresión Oral o asesorías de investigación, como por ejemplo para el Instituto Libertad y Democracia. En los años siguientes ya tuve algunas asesorías estables.
Cerré mi estudio en diciembre de 1992 al ser elegido congresista, al considerar que esta función debería ser a dedicación exclusiva.

DURANTE EL GOBIERNO MILITAR

PROPUESTA DEL GENERAL VELASCO

Cuando se dió el golpe de estado del general Velasco yo estaba laborando en el Banco Central de Reserva dentro de la Secretaría General e ingresó como nuevo Presidente el Dr. Emilio Barreto Bermeo, a quien acompañé al CADE que se realizó en Paracas en 1972. En esa reunión, conversando un grupo con el Jefe de Estado, estando éste rodeado de oficiales, Velasco, a quien le habían contado sobre mis puntos de vista discrepantes en el CAEM, me dice: 'Ud que tiene inquietud social debería venir a ayudar en el COAP', (Comité de Asesoramiento de la Presidencia), disponiendo que la semana siguiente yo busque al General Graham (que lo presidía). Nunca fui porque, como consta de lo que dije y escribí en esa época, aunque reconocía los esfuerzos de justicia social que propugnaba Velasco, no estuve de acuerdo en trabajar con una dictadura. Testigos de lo que me propuso Velasco fueron varios generales, compañeros míos del CAEM, entre ellos los entonces coroneles Mario Gálvez, Adolfo Reátegui y Enrique Zevallos.

DIARIO EXPRESO

Después, cuando se tomaron los diarios, un día me llamó el General Segura para ofrecerme formar parte del Comité Directivo del expropiado diario Expreso, que conducía Francisco Moncloa. Puse 3 condiciones: que quedaba sin efecto el Comité, que salía Moncloa y que no habría ningún tipo de censura. Mis condiciones no fueron aceptadas.
Aquí es pertinente anotar que, apenas fueron tomados los diarios en 1974, remití 2 cartas a El Comercio discrepando abiertamente con la medida. El Dr. Cornejo Chávez, que dirigía ese diario, con algunos días de tardanza, publicó ambas.

DIRECCIÓN GENERAL DE PARTICIPACIÓN

A mediados del gobierno de Morales Bermúdez me llamó el ingeniero Ángel de las Casas, quien había decidido dejar la Dirección de Participación que conducía desde el Ministerio de Industrias y me propuso reemplazarlo en el cargo (yo había defendido la Comunidad Laboral). Tampoco acepté.

ASESORÍA LEGAL DEL MINISTERIO DEL INTERIOR

A finales del gobierno de Morales, siendo Ministro del Interior el General Richter, me busca el General Mario Gálvez, quien laboraba allí, para ser nombrado asesor legal. Tampoco acepto.

PUYANGO-TUMBES

En 1978 me llama el entonces Ministro de Agricultura General Carlos Gamarra para que presida la parte peruana de la Comisión Binacional Puyango Tumbes, que pretendía llevar adelante el antiguo proyecto de usar las aguas de dicho río para irrigar y hacer represas en ambos países. El cargo fue absolutamente honorífico y es lo único que le acepté al Gobierno Militar, porque siempre consideré que la integración peruano ecuatoriana era una necesidad histórica. Renuncié al cargo cuando hubo el cambio de gobierno en 1980.
Queda claramente establecido que durante los doce años del Gobierno Militar no ocupé cargo público alguno, a pesar de habérseme propuesto en 3 ocasiones; salvo lo de Puyango Tumbes, ad honorem, y por razones de interés nacional.
Curso de vida
• Encuestados
• Los Comienzos
• Ejercicio Profesional
• Enseñanza
• Prensa
 
» Ver todas las publicaciones