Inicio » Trayectoria » Acuerdo de Paz con Ecuador
Acuerdo de Paz con Ecuador
Al poco tiempo vino la solicitud para que el Parlamento le diese 'cheque en blanco' al Ejecutivo para negociar el Acuerdo de Paz con Ecuador. Me pareció muy arriesgado y peligroso comprometernos por adelantado a aceptar un compromiso cuya naturaleza siquiera elemental no conocíamos. Volví a oponerme, formulando 22 preguntas en 5 minutos; de la siguiente manera:
'Algunas preguntas no son para el Canciller sino para el Congreso.

Primero. Si el propio señor Canciller reconoció que todo lo que se puede arbitrar es la aplicación del Protocolo frente a una discrepancia específica, ¿porqué insistimos en no llamarlo arbitraje?

Segundo. ¿Somos conscientes que un arbitraje sobre otro arbitraje debilita el primer arbitraje, que nos es favorable?

Tercero. ¿El carácter vinculatorio de un arbitraje puede afectar los avances que se han logrado hasta la fecha?

Cuarto. ¿No se podría precisar que los tratados de navegación y comercio tendrán que ser aprobados primero, antes de formar parte del paquete global, y no como aparece en la nota de los garantes, en que estos tratados aparecen como aprobados sin ser vistos por el Congreso?

Quinto. ¿No es cierto que los representantes del pueblo están obligados a expresar los puntos de vista de los ciudadanos y que, en consecuencia, les corresponde conocer aquellos asuntos de interés político nacional, lo que sólo puede darse con una información adecuada?

Sexto. ¿No es cierto que la representación parlamentaria es indelegable?

Sétimo. Por consiguiente, ¿no debemos entender que, siendo indelegable, estaríamos nosotros claudicando nuestras propias obligaciones al entregar a países extranjeros la fijación de la frontera nacional de manera definitiva?

Octavo. ¿Cuáles son los avances de la diplomacia presidencial de los últimos días que no son conocidos, y si es que estos avances y las conversaciones existentes han llegado a un punto en el cual tenemos que esperar resoluciones arbitrales y que hayan temas incluidos en ellas que sean ajenos estrictamente a la línea de frontera?

Noveno. ¿En qué momento se pronuncia la opinión pública de un país si nos dan cuarenta y ocho horas para debatir, en qué momento la escuchamos?

Décimo. ¿Podemos saber qué cosa es lo que viene? ¿No nos podrían anticipar hasta dónde hemos llegado? ¿No tenemos el derecho los parlamentarios de saber cuáles son las alternativas de ese fallo arbitral?

Undécimo. ¿Es verdad o no, colegas, que nosotros no somos todo el país? ¿Quién ha dicho que el Perú sólo tiene congreso? ¿No hay opinión pública, no hay periodismo, no hay historiadores, no hay dirigencias? ¿De cuándo acá, señores, los congresistas somos los únicos que tenemos derecho a opinar sobre un problema tan grave como éste?

Duodécimo. ¿No es verdad que los seres humanos, antes de decidir, razonan? Y, si así fuera, ¿no es verdad que tenemos que razonar antes de conocer lo que se va a decir y no después?

Decimotercero. ¿La legitimidad de nuestro dato no se ve perjudicada desde el momento en que nosotros cedemos a terceros las decisiones que nos corresponden como mandatarios del pueblo?

Decimocuarto. ¿No es verdad que este sistema que vamos a empezar puede significar que después el pueblo del Perú se niegue a cumplirlo y resultemos nosotros aceptando un futuro bloqueo por falta de previsión?

Decimosexto. Cuando a la gente no se le pregunta lo que piensa antes de decidir, ¿no es verdad que la gente se va a predisponer en contra de la decisión que se adopte, porque va a decir: 'me vienes con un hecho consumado, por qué no me preguntaste antes', y esto va a hacer más difícil lograr el consenso?

Decimoséptimo. ¿No es verdad que fijarle un plazo de cuarenta y ocho horas a un país soberano como el Perú es un atentado a nuestra soberanía y, en la práctica, es un ultimátum que significa un acto de presión que los peruanos no podemos aceptar?

Decimooctavo. ¿No es verdad que los garantes, al imponer un plazo de esa naturaleza y al fijarnos una obligación bajo presión, están expresando un desdén por la nación peruana y, en el fondo, una desconsideración por los procedimientos democráticos?

Decimonoveno. ¿Cómo es verdad que se pueden marchitar acuerdos que tienen tres años de negociación?

Salto los puntos vigésimo y vigésimo primero porque no hay tiempo, y planteo en el vigésimosegundo la siguiente pregunta: ¿cumplirá Ecuador cuando no cumplió en 1910, cumplirá Ecuador cuando no cumplió en 1945, y durante cincuenta años nos hizo esperar?

Vigesimo tercero. Señores congresistas, ¿no será que desconfiamos del pueblo, no será que tenemos temor de preguntarle al pueblo lo que piensa, y no será también que nosotros mismos nos creemos incapaces...?

Termino con esto.
Señores, si lo que vamos a hacer está bien, ¿por qué tenemos miedo? Y si está mal, que hable el pueblo primero'.
Diario de debates del 14.10.98 (pp.901-902)

APOYO AL TRATADO (13 de Noviembre del año 98)

A pesar de mi oposición al “cheque en blanco”, cuando se conoció el acuerdo, fui de los primeros en defenderlo pública y tenazmente. Si bien no comparto lo de Tiwinza, el balance es altamente favorable al Perú por cuanto ratifica la frontera donde siempre debió estar. Además, el Tratado de Comercio y Navegación no vulnera nuestros derechos y ayuda a la integración.

REUNIÓN CON MONTESINOS

A fines de ese mismo año me reúno con Montesinos. No era la primera vez que conversaba con él, como detallaré en otra oportunidad. El cassette de audio hallado en su departamento de San Isidro y remitido por la Fiscalía al Congreso revela la conversación que sostuvimos y fue ampliamente publicitada. Reconozco que pequé de ingenuo, aunque tengo la satisfacción de ser, como quedó demostrado, uno de los pocos que no converso con él para solicitar influencias ni menos para recibir dinero.
Trayectoria
• Partido Demócrata Cristiano - Regidor en Miraflores
• Del Cisma en el PDC a la Renuncia al SODE
• Elecciones de 1990 - CCD
• Primeras discrepancias con el gobierno
• Más discrepancias con el gobierno
• Acuerdo de Paz con Ecuador
• Alejandro Toledo
 
» Ver todas las publicaciones